Sándwiches funerarios

Podemos convertir unos sencillos sándwiches de toda la vida, en unos terroríficos para Halloween, si después de cocinarlos los recortamos para darles forma de lápidas y les escribimos encima un simple R.I.P. con tomate, como en este caso, o si son dulces, con chocolate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *